6 libros clásicos que no pueden faltar en su colección

Las bibliotecas son un lugar privilegiado que con el pasar del tiempo se va construyendo bien sea, por recomendación de conocidos o por interés propio y amor a la lectura. Los libros clásicos son esenciales y deben formar parte de cualquier colección y debes leerlo aunque sea una vez.

Don Quijote de la Mancha de Cervantes, cuenta tantas aventuras y ofrece tantas enseñanzas que su lectura deja una impronta imborrable. La locura de don Alonso Quijano no ofrece aventuras sin fin, pero enseña que a veces son los cuerdos los que sobran en el mundo y los locos los que dan grandes lecciones de vida. Quijote y Sancho, dos maneras de ver la vida tan compatibles como sabias.

El principito es un cuento poético que viene acompañado de ilustraciones hechas con acuarelas por el mismo Saint-Exupéry. En él, un piloto se encuentra perdido en el desierto del Sahara después de que su avión sufriera un desperfecto, pero para su sorpresa, es allí donde conoce a un pequeño príncipe proveniente de otro planeta. La historia tiene una temática filosófica, donde se incluyen críticas sociales dirigidas a la manera en la que los adultos ven las cosas.

Cien años de soledad es una novela legendaria, una de las aventuras literarias más fascinantes de este siglo en el que implica su exitosa aparición dentro del panorama de la literatura contemporánea, y en el que se fundamenta el advenimiento de Macondo y la saga centenaria de los Buendía, como ámbito de leyenda de referencia ineludible para compulsar la materia de los mundos novelescos.

Ambos convergen en la plenitud sabia de este relato que avanza y retrocede de acuerdo con precisas y preciosas pautas narrativas, creando una correspondencia gozosa entre el acto de inventar y escribir, y el acto de leer e imaginar una historia, una novela, una renovada y admirable mitología.

El conde de Montecristo: Edmundo Dantés llega al puerto de Marsella en 1815 a bordo del barco El faraón. Es un marino joven y exitoso. Enamorado de Mercedes, viene a casarse con ella, pero no sabe y no presiente que la envidia lo circunda en silencio… La trampa está cerca. Traicionado en su inocencia, acusado de ser un agente bonapartista, lo encarcelan sin juicio previo en la isla de If, lugar del que nadie sale vivo.

Catorce años de su vida transcurren en esa prisión donde encontrará la desolación, pero también al abad Faria, un hombre culto y sabio, que le abrirá las puertas del mundo y del conocimiento, le mostrará quienes y por qué lo han traicionado y le dará la clave para escapar, legándole además una inmensa fortuna oculta en la isla de Montecristo.

Hamlet es una de las grandes creaciones del autor W. Shakespeare por su entendimiento integral de las criaturas humanas y por la excelsitud poética con que las mismas desarrollan sus trágicas o gozosas existencias. Hamlet, su más famosa tragedia, no vincula a seres de carne y hueso solamente, sino con personajes ejemplares por el vigor de su clase y  la significación colosal de su admirable contextura.

La personalidad de Hamlet brota de la horrible situación en que Shakespeare presenta al joven príncipe: su admirado padre murió recientemente, su adorada madre no esperó un mes para contraer matrimonio con el hermano del difunto. Al poco tiempo se le aparece el fantasma del padre, que le revela que Claudio, su tío, en complicidad con su madre, le mató vertiéndole un veneno en el oído, le ordena no vengarse de su madre y pide un castigo para su asesino. Hamlet se llega a ver no sólo como una tragedia sicológica, sino como un profundo drama de connotaciones religiosas que explora los misterios de la existencia humana.

La divina comedia de Dante Alighieri sobresale su poema alegórico, que muestra un proceso de perfección para alcanzar la felicidad humana y divina. Consta de tres partes: Infierno, Purgatorio y Paraíso. Para llegar a éste último es preciso seguir un camino que obliga a pasar por un rechazo del pecado (infierno) y purificación del arrepentimiento (purgatorio) que permitan llegar a la felicidad humana y religiosa (paraíso).

Dante, acompañado por el poeta Virgilio -la razón- y, posteriormente, por Beatriz -la revelación- realiza este peregrinaje por los distintos círculos del infierno y purgatorio hasta llegar al último estado de felicidad.

libros clásicos 4

Aparte de los libros clásicos, otras recomendaciones

En su hogar no deben faltar los libros de referencia como los diccionarios, enciclopedias y libros de cultura general, especialmente, si hay niños o estudiantes en casa.Las enciclopedias ayudan a obtener rápidamente los mínimos conocimientos sobre un tema específico. Un buen diccionario de la lengua española y diccionarios de otros idiomas, como el inglés, es fundamental.

Si hay niños en casa no pueden faltar los cuentos de hadas, libros de historias fantásticas o los clásicos infantiles como los cuentos de los Hermanos Grimm; Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll, La vuelta al mundo en ochenta días, Viaje al centro de la tierra y Veinte mil lenguas de viaje submarino, de Julio Verne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *