Aplicar correctamente el maquillaje: trucos para lucir perfecta

El mundo beauty cada vez ofrece nuevos productos de maquillaje. Si aún no te atreves en incursionar en este mundo, no te preocupes en la siguiente nota te enseñaremos a aplicar correctamente el maquillaje.  Saber que utilizar puede marcar la diferencia en el rostro. ¿Qué producto va primero? ¿Cómo sellar el corrector? ¿Filtro solar? Esas y otras preguntas vamos a resolver.

La gran variedad disponible en el mercado suele confundir a las clientes, ya que no están seguros si estamos eligiendo el color correcto o es el indicado. Antes de comprar es mejor asesorarse por un experto, ellos te guiarán al momento de comprar. También puedes leer opiniones de usuarios y tutoriales que te pueden dar una primera impresión de algún producto.

Consejos que se deben conocer para aplicar correctamente el maquillaje

Brochas y esponjas

Aunque muchas les encanta maquillarse con los dedos, las brochas y las esponjas son las herramientas perfectas para aplicar correctamente los productos. Hay varios modelos que se pueden elegir y cada una tiene una distinta función.

Para usar correctamente una esponja de maquillaje, es importante humedecerla porque así absorbe mucho menos producto y te ayuda a quitar los excesos  cuando aplicas la base directamente. Una vez hecho esto, se debe mover por el rostro dando pequeños toques por toda la piel para que se adhiera mejor, logrando un acabado más luminoso y natural. Las esponjas son más sencillas para integrar la base con la piel.

Brochas y esponjas de maquillaje

Brochas y esponjas de maquillaje

Por otro lado, las brochas de maquillaje logran un mejor acabado al que promete la base en el envase, es decir, si la fórmula es matificante, dejará ese efecto en a piel, por lo que no aportará luz ni brindará un efecto hidratante. Aunque las brochas no logran integrar muy bien el producto con la piel, hacen un gran trabajo si se difumina correctamente.

Si usas base líquida y quieres un acabado más ligero, la más adecuada es la brocha “lengua de gato”. Es plana de punta ovaladas, es una de las más básicas y más usadas, con ella podrás extender tu maquillaje por todo el rostro. Al contrario, si utilizas polvos debes elegir una brocha grande y con mucho pelo.

Base

Para aplicar correctamente la base de maquillaje, no sólo debes tener la herramienta adecuada, sino también tienes que escoger el tono correcto y la fórmula adecuada al tipo de piel. Si tienes una piel grasa necesitas una base matificante que controle el brillo. Mientras que las pieles secas necesitan una hidratante. Siempre prefiere las que vienen con protector solar para evitar las manchas del sol.

Antes de aplicar la base, debes realizar una rutina limpieza y hidratación, hasta el uso de un primer. Es importante considerar el tipo de piel que se tiene: si se quiere ocultar los poros, se necesitará un modelo alisador. Las pieles mixtas pueden combinar varios primers dependiendo de la zona en la que lo necesiten.

Elegir la base correcta

Elegir la base correcta

En cuanto al tono de la base, siempre es importante recordar que se debe conseguir unificar la zona del rostro, cuello y escote, por lo que debes probar el producto en esta zona para acertar en el color adecuado. Por último, es importante fijar la base; ya que esto es lo que garantizará que dure más tiempo.

Corrector

Luego de aplicar la base, es el turno del corrector. En el mercado lo podemos encontrar en distintas presentaciones: líquidos, paletas con varios colores o en barra. Todo dependerá de tu tono de piel para elegir el adecuado.

Los correctores que tienen distintos colores cumplen distintas funciones según la tonalidad. El color verde es ideal para disimular rojeces, como los granitos o incluso la rosácea. El color amarillo, se usa para esconder las manchas moradas en la piel, por eso es muy común aplicarla en la zona de las ojeras. Por otro lado, el azul corrige las manchas amarillas, y el color rosa es ideal para aquellas manchas con una tonalidad verde, como las venas.

Además, debe ser más claro que el tono de base que utilicemos, tampoco excesivamente blanco porque el impacto no sería nada favorecedor.

Tipos y tonos de correctores

Tipos y tonos de correctores

En cuanto a la aplicación, puedes utilizar una pequeña esponja para lograr una buena integración con la piel. En el caso de los correctos fluidos, debes dejarlo secar para luego sellarlo con polvos sueltos. Esto ayudará a que no se formen pliegues en la zona en donde los apliques.

Contorno, iluminador y colorete

Los tres mejores amigos de una mujer son estos productos, ya que pueden aportar color y vida al rostro. El contornear el rostro ayuda a crear sombras que no existen, potenciando también las que ya se tiene y el rosto se verá más estilizado o suavizado. Es importante usar siempre contornos que tengan un acabado mate y tengan un tono frío o neutro. Según la forma de tu cara, debes realizar el contorno.

En el caso de los iluminadores, en el mercado también existen distintos formatos: en polvo, barra o crema. Debes elegir la que sea más adecuada para tu tipo de piel. Si tienes piel mixta podemos utilizar cualquier, si es seca es mejor utilizar uno en barra. En caso de los rostros grasos, es mejor usar polvos.

El iluminador se puede aplicar en tres zonas principales del rostro. La primera es en lo alto del pómulo,la segunda en el arco de la ceja y por último en el puente de la nariz. Para aplicar iluminador en polvo utiliza una brocha con forma de abanico.

Contorno, iluminador y rubor

Contorno, iluminador y rubor

Para finalizar, se debe aplicar correctamente el colorete, hay que pensar en el efecto que se quiere dar. De esta forma, si se desea que la cara se vea más redondeada, hay que colocarlo en el centro de las mejillas, realizando movimientos circulares. En cambio, para alargar el rostro, se debe llevar el producto hacia las sienes. No olvides utilizar una brocha gruesa si utilizas colore en polvo. Si prefieres los formatos en crema, siempre puedes utilizar tus dedos para que logres un look más natural y difuminado.

Según el día y la ocasión, es el tipo de maquillaje que utilizarás. Algunos para el día a día prefieren utilizar corrector, rímel y una barra multiuso que sirva como labial y rubor. Utiliza lo que más te guste y te sientas cómodas.

Quizás te pueda interesar: Contouring Corporal: moldear el cuerpo usando maquillaje

Imágenes:
https//www.vorana.com.mx/cuando-usar-brochas-y-esponjas-de-maquillaje/ https//www.mujerhoy.com/belleza/maquillaje/201709/imagenes/base-maquillaje-guapabox-kzlf-40874477929.html
https//www.enfemenino.com/maquillaje/diferencias-entre-corrector-e-iluminador-s1823785.html
http//www.cromos.hn/dos-and-donts-del-iluminador-y-bronceador/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *