Colecho: Beneficios y prácticas saludables para una crianza feliz

La llegada de un nuevo integrante a la familia es sinónimo de felicidad, nuevas responsabilidades y largas horas sin descanso que pueden dejar a los padres con cansancio extremo. En los últimos años, se han popularizado diversos métodos de crianza, como el colecho, que brindan nuevas oportunidades para velar por el desarrollo de los pequeños durante los primero meses de vida.

Convivencia familiar

Convivencia familiar

El colecho es una práctica en la que se permite que los infantes duerman con mamá y papá desde el primer día de vida para favorecer la lactancia materna y potenciar el vínculo afectivo de los padres e hijos.

¿Cuáles son los beneficios de practicar el colecho?

Bebés y niños

Experimentarlo como una forma de crianza ofrece múltiples beneficios para los padres y el recién nacido. El bebé logra crear un vínculo más fuerte con ambos padres al mantener contacto físico durante la noche. Además, que se duerma más fácilmente y logre dormir profundamente por más tiempo.

¿Y el llanto? Disminuye la frecuencia y duración, en comparación, con otros niños que duermen en cuartos separados, puesto que los progenitores pueden captar su atención de manera casi inmediata.

Padres

A continuación, siguen los padres en la lista de beneficiados. Durante los primeros años de vida, la crianza es un reto agotador, no obstante, al lograr que los bebés o niños mantengan sueños más profundos y duraderos, ellos también lo harán.

Por otra parte, se encuentran las madres que practican la lactancia exclusiva o aquellas que deben preparar el mamaderas cada 3 horas. El colecho facilita la lactancia mantera y alimentación nocturna. Así como estos, son muchos los beneficios que pueden disfrutarse con la práctica del colecho. ¿Para qué esperar? ¡Es hora de empezar!

¿Cómo iniciar el colecho?

Decidir el tipo de colecho

Cuna de colecho

Cuna de colecho

Una vez que se incorpora esta practica a la rutina diaria de la familia, es indispensable saber cómo se llevarán a cabo las actividades entre mamá, papá y el bebé.

Por ejemplosi el bebé dormirá en la misma habitación, pero en camas separadas, entonces se debe adquirir una cuna de colecho que está diseñada con ruedas en su base para trasladarla con mayor facilidad por el dormitorio.

Uno de los beneficios que tienen este tipo de cunas, es que se pueden encontrar modelos adaptables a la base de la cama principal, de tal manera que queda fija y segura justo al lado de la madre o el padre.

En caso de que el infante permanezca en la misma cama que los progenitores, se deben añadir almohadas de lactancia que faciliten la hora de alimentación durante la noche. Asimismo, pueden utilizar los cojines antireflujo que mantienen al pequeño en la posición ideal para un descanso profundo.

Adaptar el ambiente para los bebés

Una vez que se decida el tipo a practicar y se equipe la habitación para la llegada del bebé, se tendrá que analizar los hábitos de la pareja en el dormitorio, es decir, si este cuenta con un aire acondicionado o si ambos están acostumbrados a mantener bajas temperaturas, esta debe ser modificada para brindarle un clima saludable al pequeño.

En caso de contar con almohadas que desprendan pelusas o plumas, cambiarlas por otras para disminuir las posibilidades de asfixia durante las horas nocturnas. Para mayor seguridad, reemplazar los colchones suaves por otros modelos con mayor firmeza para que el peso de la madre o el padre no afecte la posición en la que descansa el menor.

Realizar la práctica por las razones correctas

Lactancia materna

Lactancia materna

Cada una de las elecciones que estén relacionadas a la crianza de niños debe tener una justificación lógica. Es decir, el colecho infantil no es sólo una rutina “fácil” con la que se puede calmar el llanto desconsolado de los bebés.

Esta es una estrategia que, hasta los primeros meses de vida, disminuye el riesgo de muertes súbitas y permite llevar con éxito la lactancia materna.

Si el infante presenta problemas para descansar y no se encuentra un procedimiento adecuado que le permita dormir profundamente, es indispensable descubrir cuál es problema, ya que una mala práctica de este método podría afectar la crianza del infante hasta crear dependencia.

El colecho es una decisión íntima y personal que aporta muchos beneficios para todos los integrantes de la familia. Por ello, es importante que todos los involucrados dispongan de algunos minutos durante del día para investigar cada uno de los aspectos importantes de este método.

Esta es una de las etapas más importantes de los padres como protectores de una nueva vida. Por esta razón, al aceptar el reto se debe mantener la determinación necesaria para que cada día sea mejor que el anterior y la rutina funcione para toda la familia.

Recomendaciones

  • En caso de que uno de los padres no esté de acuerdo, es indispensable buscar ayuda antes de ponerlo en práctica. De lo contrario, se podrían generar problemas dentro del núcleo familiar.
  • Establecer un límite de tiempo para que el infante se quede en la habitación de los progenitores, así los pequeños no se volverán dependientes del apego.

Quizá te puede interesar: Top productos orgánicos para la crianza perfecta de tu bebé

Imágenes:
https//www.somosmamas.com.ar/wp-content/uploads/2017/08/padres-primerizos-con-bebe.jpg
https//i.blogs.es/6968af/00105372239946____3__1200x1200/1366_2000.jpg
https//image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=1920×400:format=jpg/path/s424e52c0e6c73dd3/image/i3da4ae4aa2a41346/version/1515452564/image.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *