Richard Browning y su traje volador : Conoce al Iron man humano

Los humanos siempre hemos envidiado las alas de los pájaros. Desde los ángeles hasta los superhéroes siempre una de sus características principales ha sido volar. Ese sueño de poder elevarnos, está cada vez más cerca, gracia a la tecnología. Actualmente, ya tenemos la capacidad de alcanzar grandes alturas de forma individual, sin necesidad de aviones o vehículos aéreos. Una de las personas más cercanas a lograr este sueño es Richard Browning y su traje volador que impulsado con turbinas es lo más cercano a un Iron man de la vida real. 

A pesar de que sea difícil de creer, este traje no fue inspirado en el reconocido personaje de Iron man. Desde el principio se planteó la idea de crear un diseño único que contara con un sistema en empuje realista, el cual garantizará un desplazamiento rápido y ligero, con una capacidad de manipulación alta. De esta forma, podrá proporcionar al usuario mayor libertad de dirección, gracias a su innovador estilo de vuelo y posibilidades de alcance. 

“Cuando empezamos a experimentar y desarrollar el traje ni siquiera habíamos pensado en Iron Man! Sin embargo, una vez que tuvimos el primer prototipo, los paralelismos se hicieron evidentes rápidamente. He bromeado sobre ello en charlas anteriores, pero los creadores de Iron Man entendieron el vuelo incrementado humano mejor que muchos otros”
– Richard Browning  

¿Cómo funciona? 

Este traje funciona con 6 turbinas a micro gas, alimentadas con kerosene, logrando levantar 45 Kg de su estructura principal y 80 Kg del usuario. El truco del desplazamiento consiste en la inclinación de los brazos, para lograr un ángulo adecuado, permitiendo la movilización y desplazamiento de diferentes formas, cambiando las velocidades a través del control de mando, el cual se asemeja al manubrio de una motocicleta. Este traje trae consigo una cámara incorporada en el casco, encargada de recopilar información de cada vuelo. 

“Aparte de los cinco motores a reacción, el traje tiene un sistema de control electrónico, asegurándose de que todos mis motores funcionan en armonía, un sistema de combustible y un traje protector, aunque en mi opinión el traje es más seguro que conducir una motocicleta. También tiene un sistema holográfico de las cabezas para arriba que proporciona datos profundos del motor y del combustible durante el vuelo”
– Richard Browning  

Richard Browning y su traje volador llegan al Record Guinness

Richard Browning y su traje volador han registrado esta hazaña en el libro del Record Guinness, alcanzando una velocidad de 32 millas por hora, gracias a su manejo del traje volador. Las turbinas de propulsión son capaces de levantar su propio peso, para desplazarse de forma fluida y constante a través de cualquier entorno. 

Richard Browning

Richard Browning

Uno de los mayores retos para Browning fue encontrar el equilibrio entre potencia de empuje y desplazamiento en espacios abiertos. ¿Y cómo lo resolvió?  El diseño único de utilización de turbinas en los brazos y un motor en la espalda logran el equilibrio. Así, el traje permite al usuario maniobrar de forma más sencilla y dinámica. Para hacer utilización de este avanzado equipo, se necesita bastante tiempo de práctica.

“En pocas palabras, el traje tiene cinco motores a reacción – dos en cada brazo y uno más grande en mi espalda. Soplan una enorme cantidad de aire, lo que resulta en despegues y vuelos. El control de vuelo y la maniobrabilidad fueron algo con lo que tuvimos que luchar durante el desarrollo inicial, sin embargo, ahora podemos movernos con relativa facilidad. De hecho, se ha convertido en algo natural para mí. Al igual que con montar en bicicleta, ya no me preocupo por pensar en el movimiento, simplemente me muevo y me ajusto inconscientemente”
– Richard Browning  

¿Cuánto tiempo tomó? 

La elaboración de este traje no fue nada fácil, ya que se realizaron muchos prototipos, incluso, en una oportunidad se evaluó la posibilidad de incorporar unas turbinas extras en los pies dando mayor impulso al volar. No obstante, durante los ensayos de prueba al piloto le resultaba difícil coordinar las cuatro turbinas en ambos brazos y pies, por lo que se decidió instalar menor potencia. 

Es importante resaltar que al tener más turbinas el combustible se consumía el doble de su capacidad por vuelo. Además de contar con un peso adicional, el cual provocaba mayor impacto al descender desde cualquier altura, esto trabo como resultado un traje sencillo, pero más funcional, y trajo consigo una marca en la historia un traje volador. 

“Nos llevó alrededor de 12 meses desde que compramos nuestro primer motor hasta que tuvimos la primera versión Daedalus Mark 1, que es aproximadamente cuando lanzamos la publicidad. Términos de horas-hombre, estamos hablando probablemente de miles en términos de conceptualizar y luego de realizarlo físicamente”
 Browning  

De cualquier forma, Richard Browning y su traje volador son el vivo ejemplo de cómo la tecnología puede ser un gran apoyo con la elaboración de accesorios que reafirmen el desplazamiento de las personas, por los momentos este diseño no está disponible al público, sin embargo, es el primer paso para evaluar distintas posibilidades de traslado o viaje para el hombre a futuro. 

Quizás te pueda interesar: Impresiones 3D innovadoras: Los usos más sorprendentes

Imagen:
http:/www.excelenciasdelmotor.com/sites/default/files/2018-03/1280×720-b5X.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *