Baking una técnica que ayuda a fijar el maquillaje por más tiempo

En redes sociales es muy común encontrar muchos tutoriales de maquillaje y nuevas técnicas que ayudan a que el resultado final dure un poco más en la piel. Si el año pasado todas querían llevar el contourning, este 2019 varias Influencers comenzaron a usar el Baking en sus videos, y el mundo enloqueció.

A diferencia de otros estilos, este procedimiento busca corregir y disimular las imperfecciones con un acabado mate, entregando un aspecto fino y natural. Este término en inglés se refiere a “horneado” y es muy similar a este proceso, ya que esta técnica deja reposar gran cantidad de polvos en distintas zonas del rostro. Cuando ya esté bien integrado, tendrás un acabado aterciopelado.

Aunque en un principio esta forma de maquillarse era muy usada por la comunidad Drag Queen, fue Kim Kardashian y su maquillador, Mario Dedivanovic, quienes popularizaron su uso. Anteriormente, la socialité se encargó de que el Countoring ocupara un espacio en la rutina de maquillaje de muchas mujeres.

Paso a paso para lograr un Baking perfecto

Paso 1: Hidratar el rostro

Antes de aplicar cualquier producto sobre tu piel es muy importante que realices la limpieza de tu rostro. Luego puedes comenzar a hidratar la piel sin importar el tipo de maquillaje que aplicarás. Recuerda que debes elegir una crema que se adecue a tu tipo de piel y preferible que tenga protector solar.

Para pieles secas es recomendable utilizar productos naturales,  algún aceite esencial o primer hidratante. En cambio, las pieles grasas deben cuidar los elementos hidratantes, que no aporten brillos y sean de rápida absorción. Sin embargo, si no estás segura de tus necesidades siempre será adecuado que visites al dermatólogo para que te recete las cremas perfectas.

Paso 2: Base de maquillaje

Cuando la hidratación este lista, puedes colocar la base de maquillaje. La técnica de Baking se usa para looks más recargados y de noche, por lo que lo ideal es elegir cobertura media alta o total. Una buena cubierta ayudará a que las imperfecciones se disimulen por completo y el resultado final quedará más prolijo.

La base debe elegirse dependiendo de las necesidades de cada persona. Siempre será importante hacer hincapié en este punto, ya que, de esta forma, la piel lucirá mucho más natural. Recuerda elegir el tono correcto para evitar parecer muy bronceadas o muy pálidas. Si no sabes qué color elegir, pruébala en tu cuello.

Elegir una base de maquillaje

Imagen recuperada de “ww.blog.atperson.com”

Paso 3: el corrector

El corrector es uno del protagonista cuando se busca crear un Baking ideal. Debes elegir un tono que ayude a cubrir e iluminar la zona de las ojeras e ir trabajando el producto de forma correcta. Primero aplica en la zona de triángulo, partiendo del lagrimal hasta el final de la nariz  hasta el final del ojo.

Otras zonas en las que se puede aplicar es el centro de la frente, trazando algunas líneas que terminen en el entrecejo. También puedes aplicar debajo de las mejillas, bajo los pómulos o en el área donde se aplicaría le bronceador. Una guía más exacta consiste en mirarse en un espejo y notar en dónde la luz incide en el rostro de forma directa, los rasgos más iluminados serán los que deban tener corrector.

Zonas para aplicar el corrector

Imagen recuperada de “www.www.siempresano.cl”

Paso 4: Polvos translucidos

Este es el punto central del Baking. Acá lo esencial es aplicar una gran cantidad de polvos translucidos en aquellos lugares donde se aplicó previamente el corrector. ¡Cuidado! No será en todo el rostro, solo en estos puntos estratégicos en donde incide la luz.

Aplicar los polvos translucidos

Imagen recuperada de “www.mujerde10.com”

Será necesario dejar reposar el maquillaje por un periodo de entre 10 y 15 minutos, tiempo que se aprovechará para realizar los otros pasos del look, como las cejas y los ojos.

¿Por qué es necesario esperar este tiempo? Según los expertos, durante este periodo, el corrector y los polvos se “cocinarán” o se mezclan debido al calor que produce la piel. Así, se rellenarán las imperfecciones de estas zonas.

Quitar los polvos translucidos

Imagen recuperada de “www.mujerde10.com”

Cuando pase este tiempo, se retirarán los polvos usando una brocha grande de cerdas muy finas y separadas.

Consideraciones finales

Este método se puede utilizar en cualquier tipo de piel, sobre todo para aquellas pieles que tienen tendencia al acné o exceso de grasa. No obstante, lo recomendable es usarlo cuando se asista a algún evento importante, como una cena formal o una boda, ya que para el día a día, resulta muy pesado de llevar.

Asimismo, al momento de finalizar se recomienda usar un fijador de maquillaje con efecto hidratante, para devolverle la vida a la piel. Por último, lo mejor es contar con polvos que no posean ingredientes aceitosos ni brillantes, ya que no lograría fusionarse correctamente con la piel y el corrector.

Rostro perfecto con Baking

Imagen recuperada de “www.elle.com”

Al probar la técnica Baking obtendrás una piel aterciopelada. Por eso, si se realiza de forma correcta, se tendrá un buen resultado, tomando en cuenta los pequeños consejos que ayudarán a mejorar el resultado final. ¿Te atreves a probarlo y lucir hermosa toda la noche?

Quizás te puede interesar: Aplicar correctamente el maquillaje: trucos para lucir perfecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *