Consejos efectivos para combatir la retención de líquidos

La retención de líquidos es un problema que puede afectar a cualquiera. Existen diferentes causas y, también, distintas formas de poder disuadir sus efectos. Por eso, acá te vamos a hablar sobre unos pequeños tips para mejorar y solucionar este tema. 

¿Qué es la retención de líquidos?

Según comenta la Fundación Española del Corazón, la retención de líquidos o, también llamado enema, es la acumulación que ocurre de manera excesiva en los tejidos.

Esto, también se puede identificar a través de diferentes síntomas:

  • Hinchazón en las piernas o tobillos.
  • Subida de peso que sucede de forma inexplicable.
  • Aumento de la talla en tu perímetro abdominal.
  • Fóvea, es decir, si presionas con un dedo en la piel y esta sigue hundida luego de quitarlo, es un indicio de edemas. 
Imagen recuperada de “www.noticiasensalud.com”

¡La alimentación es clave!

Algo que es clave para curar los enemas, es la alimentación y, por lo general, los hábitos saludables. En este caso, tienes que evitar consumir alimentos con altos contenidos de sodio. 

¿Como cuáles? La principal fuente de sodio es la sal de mesa, por eso, debes eliminarla de tu dieta idealmente. 

Entre más sal consumas, más agua retendrá tu cuerpo, por ello, tienes que ver cómo la reemplazas. Utiliza otro tipo de condimentos para darle sabor a tus comidas. 

¿Entonces qué puedo comer?

Lo ideal es empezar por comidas frescas que tengan un nivel de sodio bajo. No incluyas y mucho menos bases tu dieta en alimentos procesados, no ayudarán en nada.  

Siempre, lee bien, siempre, busca alimentos naturales y de alto valor nutricional. Acá te dejaré un listado que te dará una mejor idea. 

  • Lácteos: Puedes beber leche, yogurt y aquellos quesos blancos, claro sin sal.  
  • Carnes: Puedes darte algunos lujos con carnes frescas como la ternera, el cerdo, pollo, pavo o conejo. No consumas embutidos, salchichas y ese tipo de alimentos, son altos en sal y conservantes. 
  • Pescados: Consúmelos siempre y cuando no sean los de conserva, ahumados o salados. 
  • Frutas y verduras: Se tratan de alimentos que son bajos en sodio, por ello, no hay restricciones. Sin embargo, evita los enlatados. 
  • Cereales: No consumas panes o galletas, evita siempre los aperitivos con sal… Hay algunos que no la incluyen. 
  • Bebidas: Revisa siempre la etiqueta, hay aguas que tienen altos contenidos en sodio, elige las que van menos de 50mg/l.
comer sano para la retención de líquidos

¿Qué hay de los alimentos procesados? 

Evita por completo aquellas salsas que, sí, son deliciosas, pero no muy buenas para la retención de líquidos. Las comidas rápidas o aquellos alimentos precocinados, sácalos de tu dieta. 

Evita aquellos alimentos que utilizan aditivos que sirven para saborizar, también, ciertos medicamentos o productos que contengan bicarbonato de sodio. 

Siempre que vayas a servir un plato de comida recuerda estos tips, en realidad te ayudarán u montón. 

Combate la retención de líquidos eliminando lo sedentario

Y santo remedio para todo, la actividad física siempre será ese método más efectivo y saludable en muchos aspectos para varias cosas. 

Por eso, procura incluir un poco de actividad física en tus rutinas… ¿Cómo qué? Bueno, cosas como caminar (rápido), trotar, andar en la bici, correr o saltar la cuerda son ejercicios buenos para ti. 

¿Por qué? Bueno, el ejercicio es una gran forma de deshidratar el organismo. Además, el exceso de líquidos también suele ser eliminado a través de la orina, esto pasa luego de entrenar. 

actividad física para la retención de líquidos
Imagen recuperada de “www.observatorioesclerosismultiple.com”

Recuerda beber mucha agua

El agua es de los otros remedios que están absolutamente en todo… Por eso, es bueno que la incluyas en tus hábitos diarios.

Bebe agua al menos unos dos litros al día… Si deseas, añádele un poco de limón, esto te ayudará a aumentar la frecuencia con la que vas al baño, asimismo, favorece la eliminación de toxinas. 

Hazte un drenaje linfático manual 

Algo que puede favorecerte, y mucho, es un drenaje linfático de manera manual ¿En qué consiste esto? Es una técnica de masoterapia que va en medio de la medicina alternativa y la fisioterapia.

Se trata de un tipo de masaje que va a un ritmo lento, meditativo y, claro, diferente al tradicional. Tampoco se utilizan productos como aceites que no ayudan a la adherencia a la piel.

La idea es favorecer la activación de la linfa y eliminar los líquidos estancados. Puedes realizarte sesiones de 45 a 60 minutos unas 3 o 5 veces a la semana. La idea es que sientas ganas de orinar al final, esto indicará el éxito en el drenado. 

¡Ten en cuenta estos consejos!

Si quieres decirle adiós a la retención de líquidos, puedes empezar con estos pequeños consejos. No descartes visitar un especialista, pero siempre, los cuidados diarios hacen esas pequeñas diferencias que, a la final, notarás grandes cambios.

No olvides comer sano, beber agua, realizarte masajes, cuidarte y, claro, métele ejercicio a tus días. 

Quizá te puede interesar: Conoce de sexo tántrico en el Día del Orgasmo Femenino

¿Te gustó este artículo? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *