Cómo reconocer que te encuentras en una relación tóxica y destructiva

Hay lazos cercanos que, sin darnos cuenta, dañan y lastiman. A veces, consideramos que está mal alejarnos por el simple hecho de ser nuestra pareja, jefe, familiar o amigo de infancia, sin embargo, cuando se identifica que es una relación tóxica es necesario cortar de raíz ese vínculo que lo único que hace es perturbarte y robarte paz.

Salir de una relación tóxica es una gran muestra de amor propio

En algunos noviazgos y vínculos familiares, laborales o de amistad existen conductas que pueden llegar a suponer un problema psicológico y emocional para ti. Por ello, es muy importante cuestionarte si realmente estás feliz en ese lugar donde te encuentras. Si quieres buscar ayuda, hazlo, sal de ahí.

Esos amores tóxicos que restan y no suman ¡Reconócelos!

20 señales te darán la respuesta que buscas acerca de si tienes una relación tóxica o no. Si reconoces más de 5 al menos, amigx date cuenta, sal de ahí.

  • Le molesta que salgas con tus amigos o hagas planes.
  • Odia que dejes depender de él o ella.
  • Quiere tener control de tus finanzas.
  • Le gusta tener acceso a tus objetos personales.
  • Te pega, ultraja, grita e insulta.
  • Cree que no tienes derecho a tu intimidad y que le corresponde también a él o ella.
  • Te cela con personas con las que mantienes una buena relación de amistad o familiar.
  • Controla tus movimientos y horarios de manera detallada, tiene obsesión por saber en todo momento con quién y dónde estás e incluso podría pedirte pruebas de esto.
  • Le importa cero tu opinión. En cada oportunidad te disminuye o te manda callar.
  • Es tan manipuladorx que te hace creer que sin él o ella no puedes vivir.
  • Cree poco en tu palabra y te cuestiona continuamente.
  • Emocionalmente te chantajea.
  • Es excesivamente sobreprotectorx.
  • Constantemente te insulta, se burla y le falta el respeto frente a los demás.
  • Cuando quiere te obliga a mantener relaciones sexuales así no te apetezca.
  • Las discusiones terminan solo si tú cedes y pides perdón así no haya sido tu culpa.
  • Si tiene problemas te culpa a ti, así no tengas nada que ver.
  • Sus exigencias son demasiadas y todas te las carga a ti.
  • Pide tener control de las claves de todas tus redes sociales, teléfono, correo electrónico y también bancarias.
relación tóxica
Imagen recuperada de “www.eltiempo.com”

La familia también daña a veces

Se podría considerar que es uno de los vínculos más difíciles de romper. Existe la creencia de que al ser tu mamá, papá, hermano, abuelos y demás, es malo de tu parte que los alejes, pero no es así, tu paz y felicidad van por encima incluso de esos familiares cercanos:

  • Hay problemas de comunicación y no entienden si pasas por un momento complicado ya que no saben escuchar.
  • Continuamente hay manipulación emocional, inventando sufrimiento, enfermedades o crueldad de tu parte.
  • No existen gestos de cariño en lo absoluto, no porque dicha persona sea fría, al contrario, hay desarraigo directo hacia ti.
  • La convivencia es difícil, hay conflictos, insultos y gritos a cada instante.
  • Te hacen sentir responsable de salvar sus vidas por el simple hecho de ser hijx, hermano, abuelx, etc.
  • Las críticas hacia ti son duras y destructivas que carecen de empatía.
  • Existe un exceso de control, desean saber con quién estás y a qué hora llegarás a casa, así ya seas un adulto.
  • Hay un patrón de adicciones dentro del entorno familiar como alcoholismo, abuso de drogas, ludopatía entre otros.
  • Invaden tu espacio personal.
  • Te comparan, desvalorizan y menosprecian.

A ese jefe egoísta también hay que decirle adiós

El hecho de que necesites un trabajo, no quiere decir que tengas que poner en riesgo tu salud mental, está comprobado que el estrés es una enfermedad silenciosa que poco a poco va haciendo estragos física y emocionalmente. 

Reconoce ese jefe tóxico:

  • Es arrogante y no te explica bien cuáles son tus funciones. Evitas preguntar porque te da miedo.
  • Olvida por completo la necesidad del equipo y solo piensa en su bienestar propio.
  • Solo él o ella tiene derecho o tomar decisiones y cree ser el único en tener la razón.
  • Un mal jefe es irritable, tiene un pésimo carácter.
  • Si requieres de un permiso especial, por más urgente que sea es totalmente inflexible.
  • Te controla hasta fuera de tu horario o espacio laboral.
  • Sus expectativas son completamente irreales.
  • Discrimina por preferencia sexual, raza, religión o forma de pensar.
  • Gestionan mal el tiempo y te obliga a trabajar horas extras sin pago.
  • Te llama o pone mensajes incluso si ya terminaste tu horario laboral, hasta los fines de semana.

Estos mensajes de amor son hechos para ti:

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Psicóloga Nathalia Molina (@psic.nathaliamolina)

Amistades destructivas, también las hay

Los amigos podrían considerarse como las personas más importantes en la vida, pero no todos los sujetos que se te acercan son para traerte momentos de felicidad. Aprende a identificar las amistades que también representan una relación tóxica:

  • Señala tus inseguridades reduciendo tu autoestima.
  • Recuerda tus errores de manera reiterativa y te hace sentir mucha culpa.
  • Es invasivx y quiere pasar constantemente contigo incluso si tu no puedes ayudarle.
  • Vive en modo víctima y se queja tooooodo el tiempo.
  • Cuando le dices que NO y te niegas a sus caprichos, te dice que eres un pésimo amigx.
  • Te hace creer que le debes porque te da su amistad.

Si te sientes mal, no serás feliz ¡nunca!

Cuida tu salud mental, una relación tóxica podría llevarte a malestares emocionales posiblemente difíciles de controlar con el paso del tiempo. Ten muy presente que aquello que te quita paz es porque no te conviene y recuerda alejarte de quien:

  • Piensa negativamente.
  • Se hace la víctima.
  • Destruye por completo tu autoestima.
Linio Chile

Quizás te pueda interesar: El arte de la meditación: Descubre sus beneficios y siéntete mejor contigo

¿Te gustó el artículo? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

One Comment

  1. Pingback: Ghosting, las repercusiones psicológicas de esta práctica muy popular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *