Dieta de la avena: El ingrediente mágico para tu cuerpo

Este es un cereal que tiene grandes beneficios en el organismo. Altos contenidos de proteína que se suman a otras ventajas, como por ejemplo, bajar el colesterol, controlar el azúcar, proteger del cáncer y fortalecer la musculatura. Lo mejor de todo es que es un ingrediente muy delicioso del cual se pueden derivar apetitosos platillos. Conoce la dieta de la avena, una fabulosa estrategia para perder esos kilitos de más.

¿En qué consiste la dieta de la avena?

Gracias a que aporta una gran cantidad de nutrientes que contribuyen a su buen funcionamiento, empiezan a mejorar la salud del corazón, disminuyen la ansiedad, lo que evita que todo el tiempo estés tentado a comer, limpia el colón, acelera el metabolismo por eso, ayuda a bajar de peso si lo empiezas a consumir todos los días.

Motívate e inicia este nuevo plan alimenticio con alto contenido de fibra. Cada plato principal que te describiremos a continuación (almuerzo y cena) debes acompañarlo de un vaso de agua con tres cucharadas de avena.

Dieta de la avena
Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Opción 1

Desayuno: Prepara una bebida de este cereal en leche descremada, OJO, no licúes las hojuelas, estas ayudan mucho a tu organismo. Añade un poco de fresas y banano en pequeños trozos.

A media mañana: Toma una taza de té, puede ser rojo, que es un poderoso antioxidante o, simplemente, come tu fruta favorita.

Lunch: En un bowl prepara una ensalada con pechuga de pollo en cubos. Añade crutones, tomate, cebolla, pepino y aceitunas negras. Dale sabor con un ligero toque de aceite de oliva, sal marina, orégano, vinagre y miel.

Merienda: Consume un puñado de arándanos

Cena: Berenjenas al horno, bañadas con un poco de mantequilla ligth y queso parmesano

Dieta con la avena
Imagen recuperada de “www.pexels.com”

Dieta de la avena: Opción 2 

Mañana: Repite el desayuno de la opción anterior, cambia la fruta por una torta o un pan de avena.  

Onces: Un caldo de verduras o 6 fresas. 

Almuerzo: Prepara una ensalada de tomate cherry, brócoli y salmón a la plancha.  

En la tarde: Granola con yogurt griego. 

Comida: Espárragos horneados con queso caprese y una compota de frutas. Que no te falte el vaso de agua añadiendo el delicioso cereal.  

Opción 3 

Desayuno: Por supuesto que la dieta de la avena debe incluir dicho componente en cada platillo, en este caso, lo puedes comer con yogurt, musli, arándanos y fresas.  

Medias nueves: Una taza de café sin azúcar más tostadas integrales.

Lunch: Una ensalada de atún funciona perfecto, acompaña con cebolla morada, tomatillo y si deseas un huevo cocinado, mezcla todo con queso crema bajo en grasa y listo. 

Tarde: Una barra de granola con un batido verde

Noche: Tiras de pechuga de pollo con pimentón salteado en aceite de oliva.

La dieta de la avena para adelgazar
Imagen recuperada de “www.pexels.com”

¡No desistas! Empieza ahora 

Puedes variar las opciones que te hemos dado e igualmente complementar con algunas ensaladas de tu preferencia, vas a empezar un cambio en tu plan alimenticio, puede que te sientas un poco débil y bajo de ánimo, pero lo que importa es que no te des por vencido, evita las tentaciones y antes de comenzar la dieta de la avena, consulta a tu médico de cabecera.

Visita Linio

Quizás te pueda interesar: Cómo perder peso efectivamente con suplementos y vitaminas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *