8 hábitos antihigiénicos que perjudican la limpieza de casa

El hogar es un espacio íntimo para compartir con la familia y descansar luego de una larga rutina de trabajo. Este es el lugar en el que todos se sienten seguros y libres de hacer lo que deseen, sin embargo, existen algunos hábitos antihigiénicos que perjudican la limpieza de casa y ponen en peligro la salud de miembros de la familia.

Mujer sentada en el desorden

Imagen recuperada de “www.actitudfem.com”

¿Cuáles son los hábitos que afectan la limpieza de casa?

1. Acumular la basura

Imagen recuperada de “www.expoknews.com”

Cada hogar cuenta con una rutina única de limpieza que permite mantener el orden y comodidad. Uno de los principales errores que muchos cometemos es acumular la basura. Lo recomendado es cambiarlo de inmediato, porque son desechos y alimentos descompuestos que después de un par de horas se transforman en un elemento contaminante. Luego eso  transforma en un foco de hongos y bacterias que se multiplican de manera rápida y sin control.

Es común que basurero se encuentre en la cocina o en una habitación cercana a esta, contaminando el ambiente y los alimentos. Por ello, es indispensable que esta se saque de casa todos los días sin importar la cantidad que esté acumulada. Sólo tomarán 5 minutos al día antes de salir a la oficina del trabajo.

Una recomendación es sacarla diariamente y tener un basurero con un tapa para evitar malos olores.

2. Utilizar las mismas herramientas para la limpieza de toda la casa

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Utilizar los mismos artículos de limpieza para todas las habitaciones es otro error antihigiénico que debes cambiar urgentemente. Los cepillos, esponjas y mopas son instrumentos absorbentes que aún después de enjuagarse, almacenan algunas partículas de bacterias y hongos. A medida que pasa el tiempo, la acumulación aumenta y con ella se multiplican las probabilidades de contaminación.

Es muy importante que no limpies la cocina con el mismo paño con el del baño.  Debes tener asignado uno para cada espacio, por ningún motivo los mezcles.

3. Mantener los zapatos dentro de las habitaciones

Imagen recuperada de “www.midecoracion.com”

Caminar con zapatos en la casa o algunación es una falta que perjudica la higiene del hogar. La razón es simple, el calzado puede recoger aproximadamente 500,000 bacterias que luego se erradicarán en casa hasta multiplicarse por todo el suelo. Esto genera un conflicto de higiene que afecta progresivamente la salud. En la calle no sólo se recolectan partículas de polvo, ramas secas u otros líquidos, en los zapatos también se pueden incrustar gérmenes.

La solución más práctica es colocar zapateros en la entrada de la casa para evitar estos problemas. De la misma manera, es importante contar con pantuflas o calzado cómodo que sólo se utilice dentro de la vivienda.

4. Dejar la limpieza profunda para después 

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Limpiar de manera profunda es una tarea agotadora que requiere de mucho tiempo y voluntad.  Mientras más integrantes estén en la casa, habrá más manos para ayudar. Sin embargo, es un error posponer esta responsabilidad durante mucho tiempo.

Existes muebles que deben limpiarse con frecuencia para evitar la acumulación de polvo y uno de ellos es el clóset. En este espacio se puede acumular malos olores y esconder algunos insectos que luego se trasladan a las prendas de vestir, especialmente aquellas que no se utilizan con mucha frecuencia.

Otro hábito frecuente es dejar para después la limpieza de un electrodoméstico esencial como la refrigerador. Es muy común que algunos alimentos estén en mal estado, que con el paso del tiempo se conviertan en foco de bacterias que perjudican al resto de los alimentos.

La solución a esta problemática es dejar de acumular las tareas, olvidar las excusas y crear rutinas de limpieza rápidas y efectivas. Si no estarás el fin de semana, saca del refrigerador todos los alimentos que están a punto de podrirse.

5. Dormir sobre el colchón sin haberse bañado

Imagen recuperada de “www.antena3.com”

Parece un hábito inocente, pero antes de descartarlo es necesario hacer una pregunta clave: ¿cuántas veces al año se lavan los colchones? Probablemente la respuesta es 0. Esto quiere decir que, aún cuando se laven las sábanas y edredones, el sudor del cuerpo se acumula en el colchón.

Esta es una regla que también aplica para aquellas personas que dejan subir a la cama a sus mascotas. Por muy consentidos que sean los animales, estos salen a pasear por la calle y juegan con tierra. Por ende, al compartir espacio también comparten suciedad.

¿Cómo solucionarlo? Ir a la cama recién bañado, esto no sólo mejora la higiene del colchón, sino que garantiza un sueño reparador. De la misma manera, evitar que las mascotas compartan espacios íntimos. Pon a prueba estas recomendaciones de limpieza de casa y tendrás un espacio limpio, así como más seguro para toda la familia.

Quizás te puede interesar: ¿Cómo organizar tu casa con el método Konmari?

3 Comments

  1. Pingback: Electrodomésticos para climatizar: dile a adiós al calor

  2. Pingback: Adopción de perros: Tips para recibir a la primer mascota en el hogar

  3. Pingback: Los mejores productos para la limpieza de tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *