Tips para mantener la casa caliente durante los días de invierno

El invierno ya está aquí, la estación más fría del año. En diferentes hogares se utiliza un sistema de calefacción para que el hogar esté a una temperatura agradable. Pero también hay otras opciones para poder tener una casa caliente y acogedora para descansar durante estos días.

Existen infinidades de ideas para implementa en el hogar, lo importante es que la persona se sienta a gusto en el sitio donde pasará la mayor parte del día, ya que cuando llega esta temporada todos quieren estar encerrados en casa con una rica manta suave que los arrope. Es por ello, que solo hay que elegir aquellas que se adapten más a la vivienda.

Tips para mantener la casa caliente

Ropa de cama gruesa

No hay nada mejor que disfrutar del frío cuando la cama tiene una temperatura cálida para descansar a gusto. Para ello es necesario que la ropa de cama de las habitaciones sea de una tela gruesa. 

Los cubrecamas y las cobijas fabricadas en algodón o lino suelen ser textiles que aportan calor al cuerpo, por lo que son las telas adecuadas para esta temporada de invierno. A su vez, no puede faltar una pijama y unas medias para poder dormir la siesta con total confort.

Ropa para estar en una casa caliente

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Aprovechar la luz solar

Lo que se debe hacer, es que en el momento preciso en que el sol cae sobre la morada, no se tenga ningún tipo de obstáculo que impida que esta luz entre al interior. Es importante no abrir las ventanas para que no se escape el calor acumulado.

Cuando llega la noche, hay que cerrar las cortinas y persianas que se encuentran en la habitación para que la calefacción no se vaya. Además, se aconseja acondicionar la casa caliente para que todos los cuartos en donde se duerme estén expuestos a la claridad.

Cinta adhesiva, un gran aliado

Este es un material sumamente económico. Puede ser usado para tapar aquellas fisuras que existen en las ventanas, rendijas o puertas. Así se evita la entrada a esas corrientes heladas que poco a poco van enfriando todos los espacios del hogar.

No obstante, hay que tener cuidado al momento de sellar la circulación del aire exterior, ya que esto puede incrementar la posibilidad de percibir y acumular sustancias como el monóxido de carbono, especialmente si se usa gas natural o propano.

Usar alfombras

El suelo es uno de los elementos constructivos que pierde calor rápidamente. Usar una alfombra suave ayudará a aislar el frío y conservar los grados de temperatura.

Es recomendable colocarlas en aquellos lugares que suelen pisarse con frecuencia sin zapatos como en el dormitorio, la salida del baño o incluso cerca de los muebles de la sala.

Asimismo, si en el piso existen fisuras u hoyos es fundamental cubrirlos con anticipación. Esto evitará que el frío entre por estos espacios o que las alfombras se muevan de su lugar.

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Cerrar las habitaciones vacías

Otro truco sencillo para mantener la casa caliente es cerrar las puertas de aquellos cuartos que estén desocupados. De esta manera, el aire frío que pueda entrar a la casa no va a circular y el calor se concentrará en zonas específicas.

No obstruir los radiadores 

Muchas viviendas cuentan con radiadores de calefacción central, los cuales por lo general se ubican en la pared que reciben más frío, así se evita el efecto de muro frío que ocurre cuando alguien se acerca a una ventana en esta época.

En este sentido, no hay que colocar muebles frente al radiador, en tal caso solo es aconsejable colocar una repisa o estantería encima del artefacto para no incidir en su rendimiento habitual. Este consejo es realmente útil para aquellas personas que tienen el radiador cerca de una ventana con cortinas. También esto ayuda a prevenir accidentes.

Ajustar los termostatos  

Esta es otra recomendación muy efectiva para que el calor no se vaya de la casa. Por eso solo hay que ajustar el termostato antes de encender la calefacción, así se sentirá mucho más fuerte la calidez de este artefacto.

Decorar con velas 

Las velas son mucho más que solo un objeto decorativo, también puede ser una alternativa económica para mantener una temperatura agradable durante el invierno en Chile. Para distribuirlas solo es cuestión de pensar en las zonas donde el frío causa más estragos.

Incluso las velas aromáticas no solo aportan calidez, pues hay una amplia variedad de fragancias que dejarán un halo exquisito.

Es importante tener cuidado y posicionarlas en lugares donde no puedan causar estragos.

Para mantener una casa caliente durante este invierno solo es necesario tomar en cuenta todas aquellas precauciones que cada vivienda requiera. Así será mucho más fácil disfrutar en familia del frío y pasar momentos agradables, sin tener que salir al exterior. ¿Ya estás listo para estar cómodo durante el invierno?

Quizás te pueda interesar: ¿Cómo conseguir calor de hogar para este invierno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *