¿Te sientes agotado profesionalmente? Quizás tienes el síndrome de Burnout

El síndrome de Burnout es, básicamente, el límite de tu estrés laboral. Es un agotamiento que se ha ido acumulando poco a poco que, a medida que crece, te va trayendo consecuencias mentales y físicas. Si quieres saber si sufres de este malestar esta información es para ti.

Combate por completo el síndrome de Burnout

En junio de 2018 la Organización Mundial de la Salud publicó una nueva Clasificación Internacional de las Enfermedades en la que incluyó el desgaste profesional o también llamado Burnout.

Se define como un síndrome conceptualizado que deja de resultado un estrés laboral crónico que no ha sido satisfactoriamente manejado, es una enfermedad profesional y debes aprender a reconocer los síntomas.

Síntomas comunes para identificar esta patología

  • Fatiga crónica.
  • Aumento de peso o pérdida de apetito.
  • Aparición de alteraciones psicosomáticas, por ejemplo, dolores musculares, migrañas, problemas gastrointestinales, de hecho, en las chicas se manifiesta también la desregulación del ciclo menstrual.
  • Depresión y ansiedad.
  • Insomnio.
  • Indiferencia y desapego. Vas reduciendo tu compromiso hacia el trabajo.
  • Irritabilidad constante.
  • Baja productividad y desmotivación que genera frustración y falta de interés.
  • Falta de atención hacia las tareas, olvidos frecuentes y dificultad para concentrarse.
  • Pérdida de autoestima.
  • Negativismo.
  • Estrés crónico.
  • Vida personal inexistente.
  • Aislamiento y poca comunicación con compañeros cercanos.
Síndrome de Burnout
Imagen recuperada de “www.revistamoi.com”

Aprende a identificar las causas

  • Jornadas laborales demasiado extensas, al punto que ya no tienes vida social ni personal. 
  • Sobrecarga de trabajo, más del habitual. 
  • Falta de oportunidades de crecimiento y conformismo por el puesto en el que estás.
  • Desvalorización de lo que haces, te quejas constantemente de tus resultados y empiezas a sentirte cansado del cargo que estás ocupando.
  • Carencia de incentivos o no has tenido un aumento de sueldo desde hace bastante tiempo.
  • Te imponen nuevas tareas sin capacitación previa.
  • Poca motivación por parte de tus líderes.
  • No hay retroalimentación sobre tus resultados.
  • Inexistencia de los valores del trabajador.
  • Hay cero autonomía.
  • Entorno laboral tóxico.
  • Exigencias excesivas por parte de tu jefe. 

¿Cómo prevenir este síndrome de desgaste profesional?

Es momento de generar acciones enfocadas en reducir o eliminar los factores que te están generando tanta tensión y promover un ambiente de trabajo saludable: También es necesario que acudas a estas estrategias:

  • Realiza modificaciones en tu contexto. Si sientes que ya estás cansado y que tu energía está demasiado desgastada y no puedes continuar pide ayuda.
  • Identifica y modifica tus condiciones, si consideras necesario pedir la reubicación de tu cargo, un asesoramiento psicológico o acompañamiento en tu puesto para reforzar tus hábitos y aprendizaje, pídelo.
  • Establece límites, no te exijas de más, conoce tu cuerpo y aprende a descubrir cuál es su punto máximo.
  • Desconéctate, si ya termino tu jornada apaga tu computador y no uses tu celular para revisar pendientes de tu oficina.
  • Aliméntate bien y haz actividad física, esto te ayudará a manejar mejor el estrés.
  • Ahorra, ya que los problemas financieros son una de las causas del síndrome de Burnout.
  • Siéntete bien en el trabajo en el que estás, si estás aburrido en tu empresa, es momento de buscar algo nuevo y renunciar.
Síndrome de Bernout o estrés
Imagen recuperada de “www.praxis.com”

¿Sufres de síndrome de Burnout? Aprende a tratarlo y eliminarlo de tu vida

Actualmente el desgaste profesional es más común de lo que te puedas imaginar, afecta a cualquier persona independientemente del cargo o jerarquización. Si sientes que ya lo padeces, estos métodos te ayudarán a superar poco a poco el cansancio en general:

  • Conéctate con tu niño interior haciendo alguna actividad que en tu infancia solías hacer como, por ejemplo ver caricaturas, puede parecer simple, pero realmente es terapéutico y te traerá relajación y tranquilidad, aparte que te llevará a un momento muy feliz de tu vida. 
  • Organízate y haz un calendario, en vez de utilizar frases negativas: “no sé hacerlo”, cámbiala por un “podré manejarlo” y activa tu creatividad, si tienes dudas San Google te ayudará. 
  • Crea hábitos, en los que respetas tus momentos de comer, tus breaks y cierres de turno.
  • Dedica tu espacio libre en pasar con las personas que quieres y haciendo actividades que te llenan.
  • Celebra tus pequeñas victorias cuando las termines. Date un pequeño premio, como ir a cine, salir con tus amigos a compartir unas cervezas o cómprate esos zapatos que querías desde hace un tiempo esto te motivará a seguir trabajando duro, sin excederte.
  • Adapta tu espacio a tu gusto, si trabajas en casa, pon plantas, un humidificador, posters de tus bandas favoritas, una papelería variada. Haz lo que tú quieras y que te haga sentir completamente en calma.
  • Haz una cosa a la vez, prioriza lo más a lo menos importante y trabaja paso a paso. No eres multitasking.
  • Ve a terapia, busca ayuda profesionallee un buen libro que te nutra y llene de conocimiento. 
  • Cambia de empleo, busca otras ofertas y renuévate.
  • Duerme bien.

¡Despréndete de la oficina!

Trabajar en exceso no es sinónimo de éxito, si quieres ser productivx debes cuidar tu cuerpo, mente y descanso, solo de esta forma tendrás la energía suficiente para completar tus tareas. Tu salud es más importante que ganar dinero u obtener un ascenso, maneja tu tiempo, sal de tu zona de confort e identifica aquello que te hace feliz.

Linio Chile

Quizás te pueda interesar: Home Office: Sé el más productivo con estos accesorios

¿Te gustó el artículo? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *